Ir al contenido principal

Paciencia...


Ten paciencia con todo aquello que no se ha resuelto en tu corazón 
e intenta amar las preguntas por sí mismas, 
como si fueran habitaciones cerradas 
o libros escritos en una lengua extranjera. 
No busques ahora las respuestas 
que no estés preparado para vivir, 
pues la clave es vivirlo todo. 
Vive las preguntas ahora. 
Tal vez las encuentres, gradualmente, sin notarlas, 
y algún día lejano llegues a las respuestas.

Comentarios